Osito achuchable amigurumi

¿Quién no ha querido tener un osito achuchable alguna vez en su vida?

A todos cuando somos niños nos gusta ir a dormir en compañía de algún amiguito. En mi caso, cuando tenía cuatro años me regalaron una muñeca de tela y dormí con ella hasta que tuve mi primer novio, jijijiji. Los que me conocéis bien recordaréis a “Conchita”, mi querida muñeca a la que le faltaban los ojos y la boca, y a la que mi hermano sometía a todo tipo de torturas para hacerme rabiar.

Este osito, cuyo patrón he sacado de un libro de ganchillo de la editorial Dorling, va a cumplir con creces la función de compañero de sueños.

OsitoLila

Deja un comentario